Cómo elegir un ordenador para jugar.

Ni PlayStation, ni Xbox, ni Nintendo, ninguna consola. Por supuesto, tampoco los móviles o los tablets. Cualquier buen jugador que se precie, cualquiera que lo haya probado, sabe que la mejor plataforma posible para disfrutar de un videojuego es un PC. Parece mentira que el “viejo” ordenador de toda la vida siga siendo capaz de proporcionar las mejores experiencias de gaming, pero así es. Su potencia, escalabilidad, posibilidades de configuración, nivel de detalle de la imagen y consistencia de rendimiento en las situaciones más exigentes hacen de ellos la mejor elección para casi cualquier título disponible.

Por supuesto, no estamos hablando de un ordenador cualquiera. Aunque prácticamente cualquier PC puede servir para jugar, el ordenador de un gamer debe cumplir unas condiciones bastante exigentes. De hecho, los equipos más caros suelen ser los que están especialmente diseñados para gaming: pueden superar ampliamente los 4.000 €, incluso los 5.000€ en el caso de un portátil. Pero no te preocupes, puedes conseguir una configuración más que decente por mucho, mucho menos dinero. A continuación, te contamos en qué aspectos debes fijarte.

Procesador y tarjeta gráfica: potencia y más potencia.

En este sentido, la respuesta fácil es que cuanta más, mejor. Debes elegir el procesador y la tarjeta gráfica más potentes posibles dentro de tu presupuesto. Los precios suelen estar bastante escalonados en función del rendimiento, de modo que la mejor relación calidad-precio suele encontrarse en torno a la mitad de la lista: la diferencia de precio con los modelos más recientes casi nunca se traduce en una mejora de rendimiento equivalente. Escoge siempre una tarjeta gráfica dedicada, no te conformes con la integrada junto al procesador.

La diferencia de velocidad entre un disco SSD a un disco mecánico a la hora de abrir aplicaciones, es muchísimo mayor.

Memoria y disco duro: cantidad y velocidad

En este caso, también es sencillo: escoge lo más rápido y de mayor capacidad que puedas permitirte. En cuanto a la memoria RAM, debes contar, como mínimo, con 8 GB, mejor 16 GB si te los puedes permitir. Con respecto al disco duro, lo ideal es que sea una unidad SSD. Son mucho más rápidas, silenciosas, generan menos calor y apenas se averían. Dado que su precio es bastante superior al de los discos duros convencionales, te recomendamos que optes por una configuración híbrida: un disco SSD de menor tamaño para instalar el sistema operativo y las aplicaciones y un disco duro “de toda la vida” para almacenamiento puro y duro.

Pantalla: tamaño y resolución

Vale, vale, me voy a ahorrar la respuesta de Perogrullo: que sea grande y que se vea bien. Pero no por obvio es menos importante. ¿El monitor ideal? Una pantalla LED IPS panorámica, curva, sin marcos, con resolución 4K, tasa de refresco de 177 Hz y diagonal de más de 36 pulgadas. ¿Su coste? Más de 1.000€. Tendrás que “conformarte” con una resolución 1.080p, en torno a 25 pulgadas y una más que suficiente frecuencia de 75 Hz a un coste mucho, mucho más asequible. Y que será más que suficiente.

Diseño: seguridad y estética

El diseño de un equipo de gaming tiene que ser especial por varias razones. Algunas de ellas son, incluso, objetivas: pocas tareas llevan tan al límite a un ordenador como un videojuego. Esta máxima exigencia hace que los componentes tiendan a sobrecalentarse, lo que acorta su vida útil y puede producir problemas de rendimiento o, incluso, averías graves. Por ello debes asegurarte de que el PC cuenta con la ventilación y sistemas de enfriamiento adecuados.

Por otra parte, nos hemos acostumbrado a esperar una estética especial en los ordenadores de gaming: luces LED de colores, adhesivos, formas agresivas… lo cierto es que no afectan para nada al rendimiento, pero ¡qué narices! ¡Lo importante es pasárselo bien! ¿Por qué no tener un ordenador lo más chulo posible?

Periféricos y accesorios: pueden marcar la diferencia

Como bien sabe cualquier especialista, es importante contar con las herramientas adecuadas para realizar una tarea puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso. En este sentido, son especialmente importantes el teclado y el ratón. Ten en cuenta que toda tu interacción con el juego se va a producir a través de ellos. Cualquier acción voluntaria que realices durante la partida la vas a transmitir a través de ellos. Así que es muy importante que estén diseñados específicamente para gaming. Deben ser ergonómicos, contar con teclas programables y la mejor calidad posible. En el ratón es fundamental que sea posible ajustar su resolución: esto repercutirá directamente en la precisión de tus movimientos. También lo hará disponer de un mouse pad adecuado para que el ratón se deslice suavemente y sin contratiempos.

¿Sobremesa o portátil?

Hace tiempo que los portátiles ofrecen un rendimiento equiparable al de un ordenador de sobremesa en cualquier faceta, lo mismo sucede en los videojuegos. A pesar de eso, siempre que la movilidad no sea importante te recomendamos que optes por un PC de sobremesa. Siempre son más baratos, hay más opciones disponibles, permiten ampliaciones futuras y es más fácil controlar la temperatura. Aunque si tienes que desplazarte a menudo y te lo puede permitir, no lo dudes: el rendimiento de un portátil gaming te dejará satisfecho.

Tampoco hay que olvidarse de los altavoces y el micrófono, con los que percibirás todos los sonidos del juego y podrás comunicarte con tus compañeros y rivales durante la partida. Aunque si para la modalidad multijugador quizá sea más adecuado contar con unos auriculares especializados.

¿Qué necesitas para triunfar en Fortnite?

Suponemos que a estas alturas ya has oído hablar alguna vez de Fortnite. Es uno de los pocos juegos que ha conseguido traspasar las fronteras del mundo de los gamers para convertirse en un auténtico fenómeno mainstream. Un fenómeno del que podemos oír hablar mientras hacemos cosas tan dispares como ver un partido de fútbol (muchos futbolistas usan sus bailes para celebrar sus goles),  leer noticias económicas (sus jugadores han gastado ya la friolera de mil millones de dólares en él, pese a ser un juego gratuito) o, simplemente, vemos un telediario (algunas de sus partidas han batido récords de audiencia en todo el mundo y acumulan casi 600 millones de horas de visualización en streaming).

Si aún no tienes claro en qué consiste, te lo explicamos en un momento. La versión gratuita de Fortnite es un juego online multijugador tipo “battle royale”, un “shooter” en el que te enfrentas a los otros participantes de la partida hasta que sólo quede uno vivo. Un “todos contra todos” de toda la vida. Cien jugadores caen en una isla por la que se reparten los objetos que les servirán para enfrentarse a sus enemigos: armas de todo tipo, escudos, botiquines, granadas, munición, etc. Hasta aquí, el juego no se diferencia en prácticamente nada a otros centenares de títulos.

¿Por qué es tan especial?

Su originalidad y el origen de su éxito se encuentran en varios detalles. Una tormenta azota la isla y va reduciendo el espacio de juego, lo que hace que todos los jugadores se tengan que ir concentrando en un área muy pequeña, lo que limita la duración de las partidas, que apenas duran 20 minutos… y eso si llegas hasta el final: la mayoría no llega ni a los primeros 10. La apariencia del juego también tiene su importancia. Se ha optado por un diseño colorido, con cierto aire de tebeo y, pese a su violencia, sin sangre. Hay varios modos de juego distintos: puedes elegir entre jugar en solitario, con un amigo, en escuadra (formando parte de un equipo de cuatro personas) o en modo “50 contra 50”. Por supuesto, que sea gratuito y que cuente con una curva de aprendizaje bastante reducida también tiene su peso.

Puedes elegir jugar en solitario, con un amigo, en escuadra o en modo “50 vs 50”

Algo considerado por los jugadores como uno de sus grandes atractivos, aunque a los profanos les resulte un poco difícil de entender, es la capacidad de personalizar la partida con todo tipo de elementos cosméticos. Puedes jugar con varios individuos diferentes y de distinto sexo, a los que añadirles mochilas, cascos, armaduras, alas… también puedes customizar las herramientas por defecto (el pico, única arma de la que dispones al iniciar la partida, y el ala delta con la que amortiguas tu caída a la isla). La tienda de “skins” es la principal fuente de ingresos del juego.

Fornite cuenta con múltiples “Skins” y customización de las herramientas del personaje.

Pero la auténtica explicación de la popularidad del juego es su extraña a la vez que irresistible combinación de shooter con un juego de construcciones tipo Minecraft. Al mismo tiempo que se recogen objetos, los jugadores deben ir haciendo acopio de materiales de construcción que les van a servir para levantar todo tipo de estructuras (paredes, escaleras, refugios, torres…) con los que alcanzar sitios inaccesibles, protegerse de los oponentes… o para acecharlos a ellos.

¿Qué necesitas para jugar?

Fornite está disponible para todo tipo de plataformas: PlayStation 4, XboX One, Windows, Mac OS, Nintendo Switch e incluso dispositivos móviles como iOS y, muy pronto, Android. Pero, si te fijas, los mejores jugadores del mundo juegan en ordenador. ¿Por qué? Nos los explican los chicos de Bonobo Crew, uno de los clanes Fortnite más destacados de nuestro país, con varios jugadores en el TOP 10 de España: “La razón es la movilidad y la interacción con el teclado. La sensibilidad de un ratón es mucho más alta y adaptable a cada persona, y los teclados ofrecen infinidad de atajos para utilizarlos a tu favor”. Esto se nota mucho a la hora de realizar todo tipo de acciones en el juego: “un ejemplo claro es a la hora de construir. Con el mando de una consola te adaptas a las teclas que tienes, (cuatro gatillos, dos joysticks con pulsador y 8 botones en total), 14 teclas para utilizar a tu antojo. Solo en una mano en el teclado puedes acceder a tocar casi 20 teclas, lo que hace que puedas asignar una configuración para que cada tecla realice una acción diferente. Eso, junto a la sensibilidad del ratón, hace que en un PC se pueda construir una torre en un menor tiempo respecto a la gente que juega en videoconsolas”.

Los requisitos mínimos que debe cumplir tu ordenador para instalar Fortnite no son nada del otro mundo:

Sistema operativo: Windows 7/8/10 de 64 bits o Mac OS X Sierra (10.12.6 o superior)

Procesador: Intel Core i3 2,4 GHz

Tarjeta gráfica: Intel HD 4000

Memoria: 4 GB de RAM

Con esta configuración no podrás disfrutar del juego al máximo, los requisitos que Epic Games recomienda estos para la mejor experiencia de juego son

Sistema operativo: Windows 7/8/10 de 64 bits

Procesador: Intel Core i5 2,8 GHz

Tarjeta gráfica: Nvidia GTX 660 o AMD Radeon HD 7870 con GPU DX11 o similar. Con 2 GB de VRAM.

Memoria: 8 GB de RAM

Los periféricos son la clave

Pero, como ha quedado bien claro, el rendimiento del ordenador no lo es todo: ¿qué pasa con tus propias prestaciones? La diferencia entre la vida y la muerte en una partida puede estar en tu rapidez para detectar un enemigo, en tu velocidad de respuesta, en la precisión con la que lo hagas. Y todo eso te lo van a proporcionar los periféricos adecuados. Unos auriculares especializados para escuchar los pasos del contrario y descubrir por dónde se acerca, con un micrófono para coordinarte con tu escuadra. Un teclado gaming stinger ergonómico que puedas configurar a tu gusto con acciones específicas del juego. Un ratón gaming stinger que se adapte a tu mano, con botones programables y resolución ajustable. Una alfombrilla gaming stinger amplia en la que el ratón se desplace suavemente y con precisión. Quizá la mejor opción sea elegir directamente un buen kit de periféricos stinger especializados en gaming. Y, por supuesto, una buena silla para gamers station de stinger en la que pasar horas delante del ordenador sin que se resienta tu espalda.

Elige los mejores accesorios y marcarás la diferencia.

Higiene postural frente al ordenador. Consejos básicos para un gamer.

Higiene postural frente al ordenador. Consejos básicos para un gamer.

Esa molestia que tienes en la espalda. Ese dolor que tienes en la mano. Esa tensión que a veces sientes en el cuello. Si has sentido alguna vez este tipo de dolencias, debes saber que lo más probable es que las haya causado una mala postura. Pasar muchas horas en la cama, en el sillón, delante de la consola, del ordenador, etc., puede provocar problemas de salud si no se hace de la forma correcta. Es un problema habitual en esta sedentaria sociedad moderna, en la que cada vez nos movemos menos. Si ya es habitual desde hace muchos años que la mayoría de los trabajos se lleven a cabo sin necesidad de moverse del mismo sitio, ahora está sucediendo también con el ocio. Ver la televisión, los videojuegos y los dispositivos móviles están consiguiendo que hacer algún tipo de ejercicio físico, incluso andar, sea cada vez más raro.

En el caso de los videojuegos resulta especialmente grave por varias razones:

  • Al tratarse de una actividad lúdica es más fácil que no seamos conscientes del paso de tiempo. ¿Cuántas veces te has sorprendido de las horas que llevas jugando sin darte cuenta?
  • La tensión de las partidas, con la adrenalina corriendo por nuestras venas, hace que sea más difícil mantener una postura correcta mientras jugamos. Es muy probable que, sin percatarse, poco a poco te vayas inclinando hacia delante, cada vez más cerca de la pantalla, hasta terminar totalmente encorvado a sólo unos centímetros de ella.
  • Muchos de los jugadores son niños. Si sumamos el tiempo frente a la pantalla al que ya pasan mal sentados en el colegio, lo peor no es que puedan sufrir algún tipo de lesión: probablemente estén desarrollando unos malos hábitos posturales de los que le va a ser muy difícil desprenderse.

Ergonomía e higiene postural

Las dos formas de luchar contra este problema son la ergonomía y la higiene postural. La primera se refiere al diseño del entorno con el que interactuamos al desarrollar una actividad para que se amolde a nosotros. La higiene postural  son las medidas que tomamos para proteger nuestra salud. En el caso del ocio o del trabajo frente a la pantalla la ergonomía e higiene postural intenta adaptar los elementos que utilizamos al hacerlo (mobiliario, periféricos, luces, etc.) al tiempo que tomamos medidas preventivas para disminuir el riesgo de sufrir lesiones. En resumen, las medidas a adoptar son de dos tipos:

  1. Adaptar el entorno físico. Tienes que procurar que el lugar en el que juegas (o trabajas) haga todo lo posible porque te encuentres cómodo. Cuidar que la temperatura sea agradable, que esté ventilado, que la luz sea la adecuada…
  2. Pero quizás la parte más importante sea sentarte correctamente. Tu principal preocupación debe ser la columna vertebral, centro y el sostén de todo nuestro cuerpo. Cuidarla es clave para evitar dolencias en la espalda y el cuello. Al principio te va a costar renunciar a la aparente comodidad corporal tu forma de siempre de sentarte, pero debes hacer un esfuerzo y poner en práctica algunos consejos de higiene postural. Tu salud te lo agradecerá.

Mantén la espalda lo más pegada posible al respaldo de la silla, sin flexionarla procurando que no esté tensionada. Un cojín en la parte de abajo puede ayudarte a moverte menos.

  • Procura que la rodilla forme un ángulo recto. Usa un reposapiés o algo similar si no llegas bien al suelo.
  • Los hombros deben estar relajados. No los encojas, ni hundas el cuello entre ellos.
  • La muñeca es otro punto muy sensible. Para prevenir problemas con ella usa algo que sirva de almohadilla para relajarla, pero quítala al escribir o usar el ratón: hay que dejar que se muevan libremente al hacerlo.
  • Mantén la cabeza en posición vertical. Ahí donde la ves, pesa entre 4 y 5 kilos. Todo ese peso lo sostienen los músculos de la parte posterior del cuello, que acabarán por contracturarse si no tienes cuidado.
  • La vista debe dirigirse hacia abajo, pero sin pasarse. Si la pantalla está demasiado baja, regula su altura o, si esto no es posible, pon algo debajo de ella para elevarla. La distancia entre el monitor y los ojos debe ser de unos 60 cm.
  • Procura que no haya reflejos en la pantalla y que la fuente de luz (lámparas o ventana) no esté situada ni enfrente ni delante de la pantalla, lo mejor es que incida lateralmente.

Pasar demasiado tiempo en la misma postura da lugar a lesiones y sobrecargas. Haz estiramientos mientras estás sentado y tómate un breve descanso cada hora. Ponte en pie y da un pequeño paseo.

-Si pasas muchas horas frente a la pantalla, trabajando y jugando, debes intentar compensar esas horas de sedentarismo con alguna actividad física.

Puedes “obligar” a tu cuerpo a adoptar muchas de estas medidas simplemente usando los accesorios adecuados. La silla se antoja como el más importante en estos casos. Un asiento ergonómico, con altura e inclinación regulables, reposapiés, etcétera hará por sí misma que, sin darte cuenta, sigas muchos de estos consejos sólo por el hecho de usarlo. Lo mismo se puede decir del teclado y el ratón. Si están diseñados teniendo en cuenta la forma de la mano y para el uso que vayas a darle también reducirán el riesgo de que se produzcan lesiones.

Las sillas Gaming “Station” están pensadas para pasar largos periodos de tiempo trabajando o jugando.

No te pierdas ni un solo festival Gaming.

¿Eres un jugón? ¿Te gustaría tener la oportunidad de medirte cara a cara con tus rivales en un entorno diseñado para ello? Deberías plantearte asistir a alguna feria de videojuegos. Estos eventos son auténticos puntos de encuentro de los integrantes de la industria del ocio electrónico. Desarrolladores de software, fabricantes de hardware y miles de jugadores convergen en un mismo punto durante varios días. Allí, además de jugar en las mejores condiciones posibles (sobre todo, de velocidad), podrás conocer de primera mano las principales novedades del sector y participar en todo tipo de actividades relacionadas con el mundo gamer.

A lo largo del año se producen bastantes de estas ferias en nuestro país. Algunos son verdaderos acontecimientos que afectan a todo el sector, como Madrid Gaming Experience, Barcelona Games World. Otros son eventos más modestos, herederos de las pioneras “LAN parties”. Pero el elemento común a todas es que lo pasarás en grande si eras un verdadero jugón.

A continuación, te mostramos un calendario con las fechas de las principales ferias que se van a celebrar en España en lo que queda de 2018. ¡Seguro que hay alguna cerca de tu casa!

 

Gamergy

Gamergy

Del 11 al 24 de Junio – Madrid

Encuentro orientado al gaming puro y duro, reúne algunas de las principales competiciones de eSports de nuestro país, incluyendo las finales de la División de Honor de algunos campeonatos.

 

Euskal Encounter

Euskal Encounter

Del 26 al 29 de Julio – Baracaldo (Vizcaya)

Un auténtico clásico, el decano de este tipo de festivales en nuestro país. Ya por su 26ª edición, sus contenidos trascienden en mucho el mundo gaming, sin perder de vista sus orígenes como un pionero entre los aficionados a la informática en general. Cuenta con la participación de numerosas marcas, que colaboran en numerosas actividades como sorteo de productos para gamers, talleres o actividades de todo tipo (a smartGyro)

 

Gamelab

Gamelab Barcelona

Del 27 al 29 de Junio – Barcelona

Buque insignia de Gamelab, una organización sin ánimo de lucro orientada a la celebración de eventos relacionados con el ocio digital. Muy orientado a la creatividad, destaca sobre todo por el prestigio de los invitados que suelen acudir al evento.

 

Dreamhack

DreamHack

Del 12 al 15 de Julio – Valencia

Del 13 al 16 de Diciembre Sevilla

Se ha consolidado como uno de los encuentros de eSports más importantes del año, sobre todo para los aficionados a StarCraft II: Heart of the Swarm. Forman parte del “tour europeo” del DreamHack original, celebrado en Suecia y considerado la mayor LAN party del mundo.

 

TLP

TLP Tenerife

Del 17 al 22 de Julio – Santa Cruz de Tenerife

Fruto de la inversión del Gobierno Canario, solo el increíble marco en el que se celebra bastaría por si sólo para convertirse en uno de los más interesantes del panorama nacional. Reúne en un solo evento innovaciones tecnológicas, videojuegos, juegos de rol, cómic y cultura otaku.

 

GAMEPOLIS

Gamepolis

Del 20 al 22 de Julio – Málaga

Patrocinado por el Ayuntamiento de Málaga, su principal apuesta son torneos de eSports de todo tipo de juegos. Este verano afrontará su sexta edición.

 

Madrid Gaming Experience

Madrid Gaming Experience

Del 27 al 29 Octubre en Madrid –Madrid

Organizado mano a mano por la cadena de tiendas especializada GAME e IFEMA con la colaboración de ESL Play, aspira a convertirse en la gran feria de gaming de nuestro país. En ella podrás ver las últimas novedades de la industria del videojuego, disfrutar de una diversa oferta de ocio digital, conferencias, talleres, concursos… y, por supuesto, arenas eSports.

 

Madrid Gaming Experience

Barcelona Games World

Del 9 de Noviembre al 2 de Diciembre – Barcelona

Está organizado por organizado por la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) y Fira de Barcelona. Cuenta con la presencia de numerosas marcas de gaming que aprovechan el evento para presentar sus títulos. Los visitantes, además de conocer las últimas novedades, pueden disfrutar y participar en competiciones de eSports y en todo tipo de actividades.

 

Madrid Gaming Experience

Fun & Serious Game Festival

Del 7 al 10 de Diciembre – Bilbao

Decenas de miles de aficionados acuden cada año a este festival, que ya prepara su 8º edición. Novedades gaming, actividades de ocio, presencia de miembros de la industria, conferencias, eSports y los ya populares premios Titanium a los mejores del año.

Ready Player One para jugones.

Hace poco mencionaba “Ready player One” como una buena forma de imaginar cómo podía ser el futuro cercano en función de los avances producidos en torno a la realidad virtual. Por fin hemos podido ver la película y he de reafirmarme en lo dicho. En general ofrece una visión bastante acertada de cómo podrán ser las  cosas dentro de poco, muy poco, tiempo.

Vayamos por partes. La película es una adaptación de la novela de Ernst Cline. Pese a tratarse un libro muy reciente, solamente de 2011, se ha convertido en un pequeño clásico de la ciencia ficción moderna. Pocos libros del género han conseguido vender tanto, y mucho menos antes de que se hiciera una adaptación cinematográfica o televisiva.

Novela Ready player one de Ernest Cline.

La historia

Escenografía Ready Player One, distribuidora Warner Bros.

En un futuro tan cercano como 2049, la realidad es tan descorazonadora que casi toda la población prefiere dedicar todo su tiempo libre a vivir en OASIS, un mundo virtual. Su creador, recientemente fallecido, ha dejado tres “huevos de Pascua” escondidos a modo de testamento: quien los encuentre tomará el control del juego. La trama gira en torno a la búsqueda de esas tres llaves, en la que los jugadores deberán emplear a fondo todos sus conocimientos sobre el autor y la época en la que creció y la  que OASIS rinde homenaje. De este modo, se amontonan todo tipo de referencias pop de la década de los 80: canciones, series, películas y, sobre todo, videojuegos.

Serie Stranger Things distribuida por Netflix.  Lo retro y lo ochentero está de moda.

En realidad, la novela es un producto oportunista. Aprovecha a la perfección el ya bastante cansino tirón de los 80, bajo el que también cabe explicar otros “fenómenos” como la serie Stranger Things (diseñada al milímetro a base de lugares comunes de la época) o las giras de Modestia Aparte y Un Pingüino en Mi Ascensor. En ella el autor, más que talento a la hora de escribir, demuestra tener mucho olfato para conjugar elementos populares de la década (las continuas referencias a la cultura popular de los 80) con otros más “frikis”. Porque el verdadero homenaje de la novela es a los “jugones”. A todos esos pioneros del gaming que pasaron su infancia escuchando los chirridos procedentes de un destartalado casete, con una imaginación que les hacía creer estar jugando a algo increíble pese a los tristes píxeles mostrados en la pantalla. La trama, muy adictiva, sigue un esquema híbrido entre el “viaje del héroe” y una partida de videojuegos, con un tono que la acerca quizás más al género juvenil que al adulto. Las referencias a títulos clásicos de la década son continuas, a veces hasta llegar a ser abrumadoras y lastrar un poco el resultado. El entusiasmo que consigue transmitir el autor y la velocidad a la que pasan las cosas consiguen hacer superar este y cualquiera de los otros problemas que pueda tener la historia: personajes planos, argumento circular, historia previsible, algún “deus ex machina”… En definitiva, una novela imperfecta pero muy resultona y con un mercado objetivo que se lo perdona todo.

Steven Spielberg’s dirige la película ‘Ready Player One’

Por suerte para la película, la adaptación ha sido realizada por Steven Spielberg, al que, si algo le sobra, es talento. Esta sigue el esquema general de la novela, pero con algunos cambios que mejoran mucho al original. Casi todos los defectos siguen ahí, pero pierden algo de peso, en parte por los cambios en el guion, en parte beneficiados por la diferente forma de contar las cosas en el cine y la limitación temporal de una película. Otros, sin embargo, quedan aún más expuestos por la misma razón. Es el caso de la mayoría de los personajes secundarios, reducidos a un simple brochazo. Una excepción es el caso de los villanos, a los que su simpleza les da un aire de “malos de tebeo” bastante simpático  Las continuas referencias a los 80 se rebajan al introducir muchos guiños más recientes para atraer también a un público más joven. Y Spielberg además se da el lujo de homenajear a su amigo Stanley Kubrick en la, probablemente, mejor escena de la película.  El director se muestra genial en la todas  las escenas de acción (espectacular la persecución inicial) y hace una faena de aliño con el resto. ¿El resultado? Una entretenida película para todos los públicos que habría que ver varias veces para percibir todos los guiños que contiene.

La tecnología en Ready Player One

Las gafas de realidad virtual son el motor principal de la película. Imagen Ready Player One, distribuidora Warner Bros.

La mayoría de lo que se muestra parece factible a día de hoy. Ya existe tanto hardware como software capaces de ofrecer mucho de lo que aparece en la película. En realidad, casi todo el problema es de coste y de escala. No es lo mismo usar unas caras gafas de realidad virtual conectadas a tu potente ordenador personal que interactuar con centenares de miles de personas simultáneamente en un mismo escenario creado artificialmente. Piensa en los juegos online más populares hoy en día, las necesidades de banda que requieren, el número de servidores que necesitan y la calidad de los gráficos que tienen. Compara las necesidades de proceso de una imagen plana de calidad media con la de un entorno 3D en alta definición. Con los dispositivos de hardware pasa algo parecido. Aunque el formato en gafas existente en la actualidad no parece diferir demasiado del mostrado en el film, los distintos “vestibles” que se muestran si están muy lejos de los existentes. Los trajes integrales o las cabinas de realidad virtual parecen imprescindibles para lograr una inmersión total en un mundo como OASIS. O quizás no. A fin de cuentas, yo también crecí en los 80.

Cómo tener tu propia Gamecueva. La habitación perfecta para un gamer.

Según las estadísticas, dedicamos cerca de una hora al día a los videojuegos. Si sumamos otras encuestas que también contemplan “ver la televisión” y usar Internet, ese tiempo se dispara hasta las dos horas diarias, incluso cuando se trata del segmento de población de menor edad. Si extrapolamos al hecho de que éste es el tramo de población con menor uso de los videojuegos, podemos sacar la conclusión, terriblemente científica, de que jugamos una barbaridad 😊

Qué menos que dedicar un sitio especial para llevar a cabo esta actividad. Un lugar tranquilo, donde hasta el más mínimo detalle esté pensado que sacar lo mejor de ti mismo a la hora de jugar. En que puedas estar durante horas sin cansarte y sin que nadie te moleste. En el que tengas a mano todo lo que necesitas. Contar con una habitación para gaming es un sueño para muchos. Y, viendo los precios que ofrecen algunos fabricantes, un sueño al alcance de casi todos.

¿Qué habitación necesitas?

Lo primero, evidentemente, es un sitio donde montarlo. Lo ideal es, por supuesto, contar con una habitación dedicada, amplia e insonorizada. Algo muy complicado si a) tienes familia y sobre todo si b) no eres uno de los cabezas de familia.  En este caso, no desesperes. Puedes adaptar tu cuarto hasta convertirlo en un lugar francamente cómodo para jugar. Además, casi todos los elementos imprescindibles son compatibles con otros usos: la mesa y la silla las puedes emplear para estudiar o trabajar, los periféricos los puedes utilizar para realizar otras actividades con el ordenador, los auriculares y altavoces para escuchar música…

Habitación dedicada a un uso exlusivo Gaming

Es mejor que el cuarto esté bien iluminado y, sobre todo, que cuente con una buena ventilación: ten en cuenta que vas a pasar muchas horas ahí dentro y que el uso de dispositivos electrónicos produce mucho calor. Además, puede que, incluso, de vez en cuando invites a alguien más a jugar.

Asegúrate de contar con todos los enchufes que puedes necesitar y de que cuente con una buena conexión de Internet. Lo ideal es que el router esté en la misma habitación. Si no es así, intenta tirar un cable de red o, como mínimo, asegúrate de contar con buena cobertura WiFi.

Piensa bien qué muebles poner

Probablemente son, junto al equipo que vayas a usar para jugar, lo más importante de tu habitación de gaming. El rey de tu mobiliario debe ser, sin duda, La Silla. Así, con mayúsculas. Es algo de lo que no puedes prescindir. Un asiento cómodo, ergonómico, con altura e inclinación regulables, acolchado, con ruedas que no rayen el suelo, resistente y, ya puestos, a juego con la decoración del resto de tu Gamecueva. Dicho así, parece que has de gastarte un dineral solamente en la silla, pero nada más lejos de la realidad. Puedes encontrar modelos excelentes por poco más de 150€. Lo mejor de estas sillas es que están diseñadas específicamente para pasar horas delante del ordenador, de modo que puedes usarlas indistintamente para jugar o para trabajar.

Sillas Gaming de la gama Station, disponibles a partir de 159€
Sillas Gaming de la gama Station, disponibles a partir de 159€

En cuanto a la mesa, debe ser amplia para que quepan holgadamente la pantalla y los distintos periféricos. Ten en cuenta a la hora de decidir si vas a darle exclusivamente un uso lúdico o si también se va a convertir en tu lugar de trabajo y estudio habitual. Si este es el caso, recuerda que seguramente también tengas la necesidad de apoyar libros y apuntes, también de escribir a mano. En caso de sólo la vayas a emplear para jugar, la mejor opción son las mesas especializadas. Un buen gaming desk está pensado para cubrir todas las necesidades de un jugador. Permiten ubicar cómodamente todos los periféricos, suelen integrar iluminación LED y, probablemente su mayor ventaja, disponen de aberturas pasacables para quitar de la vista los numerosos cables de datos y alimentación que salen de tus dispositivos. En este sentido, nunca está de más contar con accesorios que te ayuden a recogerlos un poco.

Escritorio Stinger Gaming Desk
Escritorio Stinger Gaming Desk, con iluminación led y estructura de alta resistencia.

Si cuentas con espacio, tampoco está de más que haya un pequeño sofá o alguna silla adicional para cuando tengas invitados a jugar en casa. Que los juegos online están muy bien… pero también lo está el jugar mano a mano con alguien que tienes al lado físicamente. Seguro que así echáis muchas más risas 😉

Por lo demás, es imprescindible una estantería donde colocar las cajas de los videojuegos y algo similar para los periféricos que no estés usando en ese momento. Y, ya puestos, alguna decoración a juego con la temática de la habitación, postérs, figuras, consolas y carátulas antiguas…

Game room con vitrinas iluminadas para videoconsolas creado por un usuario de forocoches “@Arcade”.

Esta sala (la misma que la de la foto anterior) combina perfectamente ordenadores antiguos/modernos/recreativas y un catálogo retro impresionante. Quien pudiera 🙂

Los dispositivos

El elemento más importante es, sin duda, el ordenador o la consola. Todo lo demás va a girar a su alrededor. ¿Qué debes elegir? ¡Da exactamente igual! Decídete por la que más te guste: PC, Nintendo, PlayStation, Xbox, recreativa… ¡serás un gamer con cualquiera de ellas!

En cuanto a la pantalla, da igual que sea un televisor que un monitor. Lo único que necesitas es un panel de, como mínimo, resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) y con varias conexiones HDMI. En cuanto al tamaño, busca el equilibrio entre cómo suelas jugar (si es demasiado pequeña no podrás apreciar bien los juegos en pantalla partida) y la distancia a la que vas a estar sentado.

Distancia recomendada para el tamaño de la pantalla según la distancia de visionado.
Distancia recomendada para elegir un tamaño de pantalla acorde según la distancia de visionado.

En cuanto a los periféricos, lo mejor es que optes por modelos especiales para gaming. Los ratones para jugadores, por ejemplo, suelen contar con más opciones de configuración, mayor número de botones y permiten modificar la resolución. Con los teclados ocurre algo parecido, disponen de teclas adicionales y pueden programarse para juegos concretos.

Ratón gaming 1500 M
Ratón gaming profesional Stinger RX 1500 M con chip AVAGO A3050, retroiluminado y con contrapesos ajustables.

Los altavoces para jugadores no suelen tener nada demasiado en especial, aparte de su decoración y conexiones especiales. Y, por supuesto, también puedes optar por emplear un sistema de sonido envolvente o un equipo de alta fidelidad. En el caso de los auriculares. Es importante que estén bien acolchados y que dispongan de micrófono: ¿cómo si no vas a poder charlar con tus aliados y retar a tus oponentes durante la partida?

Altavoces Gaming 2.0 de 150W DL-410 FX
Woxter DL-410 FX, altavoces Gaming 2.0 de 150W

Casi todos los periféricos para gamers suelen contar con un añadido especial: disponen de iluminación LED. Aparte de dotar a tu habitación de un ambiente especial, no es ninguna tontería cuando juegas en penumbra.

Teclado mecánico y retroiluminado en varios colores Stinger RX 1000 K
Stinger RX 1000 K, teclado mecánico y retroiluminado en varios colores.

¿Es necesario gastar mucho?

Kit de accesorios gaming Stinger FX 80 Megakit Pro compuesto por ratón, teclado, auriculares, altavoces y mouse pad.
Kit de accesorios económico Stinger FX 80 Megakit Pro compuesto por ratón, teclado, auriculares, altavoces y mouse pad.

Para contar con una buena habitación gamer no tienes que gastar demasiado dinero. Un televisor 4k o 3D no va a suponer mucha diferencia en cuanto a experiencia de juego. Lo mismo sucede con accesorios y periféricos. Aunque es obvio que hay diferencias entre los modelos más caros y los más baratos, sólo a partir de cierto nivel de juego y tras muchas horas de práctica se pueden apreciar dichas ventajas. La mejor opción al principio es, sin ninguna duda, decidirte por un buen kit de periféricos que cuente con todo lo que necesitas. Siempre tendrás tiempo de comprar algo más en el futuro.

Stinger Gaming